Skip to content

En el Día de la Radio, FARCO exigió la plena aplicación de la Ley 26.522

Comunicación

En las puertas de la sede central del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), las radios comunitarias exigieron el pleno cumplimiento de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, sancionada en 2009. 

Integrantes de emisoras nucleadas en el Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO) se movilizaron hasta la sede central del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), en la Ciudad de Buenos Aires, planteando la necesidad del pleno cumplimiento de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, sancionada en 2009 y modificada por decreto durante el Gobierno de Mauricio Macri. 

Alrededor del mediodía de este viernes, comunicadores y comunicadoras empezaron a acercarse a las inmediaciones del edificio ubicado en Perú al 100 por la normalización y adjudicación de licencias para las radios comunitarias en los grandes centros urbanos, denominadas “zonas de conflicto”, y que se ejecute plenamente el Fondo de Fomento Concursable (FOMECA) con el presupuesto previsto en la ley. En el lugar se colocaron banderas de la red y las radios y se dio el espacio para que sus representantes tomen la palabra. 

El presidente de FARCO, Pablo Antonini, aseguró que“estamos acá para pedir que vuelva la ley de la democracia, necesitamos su plena vigencia y la recuperación de los aspectos que se llevaron los decretos macristas”. 

El comunicador de Radio Estación Sur también señaló que existen puntos de la normativa“que nos permiten resolver muchos de los problemas que están acá planteados, como adjudicar las licencias que se han ganado, con el esfuerzo, el laburo cotidiano, a todas las radios que están acá y en todo el país en las llamadas zonas de conflicto”. 

Para esto, subrayó, “es mentira que se necesita primero un plan técnico”, en relación al argumento invocado para negar las licencias, paradójicamente, desde el propio Estado que hace 12 años que lo adeuda. La propia ley estableció como primer paso una normalización de lo existente y la elaboración del plan técnico técnico después, así que las excusas y argumentos de tipo burocrático administrativo no tienen cabida en ese sentido”.

La normativa vigente también establece los presupuestos destinados para apoyar y fomentar proyectos comunicacionales de esta índole, comunitarios, originarios y de frontera. “No es un número que se pueda decidir arbitrariamente”, recordó el titular de FARCO. Y remarcó: “La ley dice, el 10% de este gravamen tiene que ir a fomentar este tipo de comunicación. Y ese presupuesto nunca se aplicó”.

Asociación Civil Barriletes | Pablo Antonini edited 768x512 2
Pablo Antonini, presidente de FARCO

“Es contradictorio que, por un lado, muchos compañeros y compañeras que están en el gobierno se quejan con razón de las operaciones mediáticas a las que somos sometidos como pueblo todo el tiempo; y por el otro, tenemos esas herramientas acá disponibles para fortalecer estas otras voces y no las usamos”, criticó. En este punto, Antonini consideró que el gobierno elegido por el pueblo “debería ser el primer interesado en garantizar democracia informativa, pluralidad de voces y desconcentración en Argentina”.

“Nos dicen que está la voluntad de hacerlo. Que está la voluntad de legalizar todas las radios y aplicar integralmente el Fomento. Y uno no tiene por qué no creerlo, si en algunos casos se trata de compañeros que han compartido estas trincheras y estos debates. Pero a un año y nueve meses de gestión, si está la voluntad y las cosas no suceden, significa que lo que falta es la decisión”, concluyó. Si el tiempo sigue pasando sin respuestas, aventuró Antonini “tendremos que empezar a dudar de esa voluntad”. Hoy “elegimos suponer que lo que está faltando es la decisión, y que viniendo acá las veces que haya que venir esa voluntad se va a transformar en acciones”. 

Políticas de comunicación antes y ahora

Durante la gestión presidencial de Macri, una de las radios perseguidas y decomisadas fue FM Ocupas (Moreno, Buenos Aires). “Nos han sacado el micrófono de las manos, a una radio chiquitita, de personas con discapacidad”, recordó Susana Rubino, una de sus integrantes, en las afueras del ENACOM.
También sostuvo que “es el momento de reflexionar y darle el espacio a otro, ese espacio que han usado por años. Esto no es radio comercial, es popular, cooperativa, comunitaria. Es otra experiencia. Y esa experiencia que nació hace tanto tiempo tiene que plasmarse ahora en su legalidad”.

Ángel Núñez, de Radio La Milagrosa, ubicada en Villa Lugano, criticó que el ENACOM se niegue “a entregar el micrófono para escuchar las voces del pueblo. Dar el micrófono es lo que todos los días hace cada uno de nosotros”, y reafirmó que seguirán movilizándose “las veces que sea necesario hasta que la última radio comunitaria tenga la licencia que corresponde”. 
“Las radios cumplen un papel fundamental para que se escuche la voz del pueblo, y lo saben”, sentenció.

El joven comunicador es hijo de Juan, director de La Milagrosa, premiado como emprendedor del año en 2009 y reconocido internacionalmente. “No hay tapa de medio de comunicación monopólico en el cual no haya salido mi padre por el 2019”. Y lamentó: “Qué hipócritas, porque a la hora de vender una historia meritócrata que les convenga y hacer negocios con las historias de las radios comunitarias, lo hacen. Pero, ¡ey, negrito villero! no vayas a creerte que podes comunicar o pensar que por el sacrificio que haces tenes el derecho a una licencia. Eso es lo que está sucediendo acá”.

“Los pueblos originarios también queremos hablar. Después de 500 años que nos han cerrado la boca ahora queremos hablar. Por eso necesitamos que nos den las licencias a todas las radios comunitarias que estamos al servicio de la comunidad. Tienen con licencias y grandes pautas publicitarias a los grandes medios de comunicación que le sirven a las empresas multinacionales”, añadió Daniel Romero, de Radio Integración Boliviana (La Plata).
Remarcó: “También en nuestros gobiernos populares exigimos que la ley de medios tiene que ser efectiva en todo el país”.

Mónica, integrante de FM Riachuelo, ubicada en el barrio porteño de La Boca, celebró que “las voces del pueblo” se hayan reunido en las puertas del Ente Nacional de Comunicaciones para plantear los reclamos pertinentes y resaltó que “es el pueblo el que habla en nuestras radios comunitarias porque demostramos el calor del pueblo en las ollas populares, en la educación, donde hace falta abrimos las puertas a los jóvenes para que se integren en este sistema que no da para más”. 
Y agregó: “Acá estamos pidiéndoles las licencias que nos merecemos porque somos la representación misma de todos los vecinos y vecinas y compañeros que escuchan los medios comunitarios”.-

 Nota del Centro de Producción de FARCO, publicada en Agencia FARCO el 28/8/2021

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post relacionados

#FARCOCumple 26 años

Lo escuchaste en Barrio Adentro | El Foro Argentino de Radios Comunitarias cumple 26 años. Cristina Cabral, su Vicepresidenta, estuvo al aire de Radio Comunitaria Barriletes

Leer mas »