Revista Barriletes

Alguna vez escribió Eduardo Galeano que la utopía sirve para caminar. Algo parecido pasa con Barriletes, una revista que nació de un sueño imposible, que antes fue una charla de mate y antes un deseo, y antes de eso fue pensar algo para ganarle a la impotencia de niños, niñas y adultos que sobreviven en la intemperie y la desesperanza.

La Revista Barriletes es un medio de comunicación y una alternativa laboral, es decir que su venta y distribución es realizada por jóvenes y adultos sin trabajo, o en situación de calle. Hoy por hoy Barriletes constituye un hecho cultural y político con cada vez mayor reconocimiento.

La revista Barriletes es un medio de comunicación autogestivo, es decir el proceso de trabajo de comunicación, redacción, fotografía y diseño editorial está a cargo de un equipo de colaboradores ad-honorem, en tanto que el costo de imprenta se sustenta con lo que surge del monto que paga el vendedor o vendedora para obtener una revista y luego venderla para lograr su ganancia. Esta ecuación está pensada para que el proyecto se autofinancie y no decaiga frente a las diversas vicisitudes económicas del país.

También fue una decisión política no ser un proyecto asistencialista, tanto por su aspecto sustentable como cultural e ideológico, se le exige a quien quiera vender la revista, que la compre al precio que cueste imprimirla, a fin de que la misma pueda seguir saliendo, recayendo en el propio destinatario la responsabilidad de su fuente de trabajo. Esta alternativa laboral se ha sostenido en el tiempo y por lo tanto también el sustento de muchas familias que venden Barriletes.

La revista también aporta a la sustentabilidad económica de la organización que la contiene, ya que la publicidad (ya sea de organismos oficiales como empresas privadas y del sector sindical y colegiado) genera recursos que se destinan al funcionamiento de las demás áreas de la institución, gastos de servicio y alquiler. Hoy por hoy sostener una organización civil sin fines de lucro implica necesariamente contar con un equipo contable y un área administrativa con sus respectivos honorarios.

Jornada de Armado de Revista Barriletes

Todos los meses antes del día 10, la imprenta entrega los pliegos impresos, los cuales son trasladados al galpón de Barriletes y son puestos sobre tablones para luego ser intercalados y doblados por los vendedores y vendedoras de la revista para luego pasar al abrochado de toda la tirada. Así, quienes participaron de la jornada, obtienen una determinada cantidad de revistas por estas horas de armado y luego durante el mes acuden a reinvertir en nuevas revistas para obtener ganancias. El armado también es un espacio de encuentro y confraternidad entre quienes hacemos la revista y quienes la venden.

Historia

En Junio del año 2001 un grupo de amigos y amigas del ámbito de la gráfica, la comunicación y el periodismo decidieron salir a la calle para oponer algo distinto a la situación de mendicidad en la que se encontraban una cantidad enorme de gurises y grandes, que deambulaban por las noches entre las mesas de los bares, los bancos de las plazas, ofreciendo estampitas, o esperando monedas a la salida de la misa. En esos tiempos se sentía fuerte la presión del hambre y la desazón social en todos los sentidos, una especie de adormecimiento ciudadano abundaba y hacía agua. ¿De qué manera la solidaridad podría producir cambios en ese estado de cosas? Fue así que llegó a nuestras manos la revista La Luciérnaga de Córdoba, en cuya tapa se inscribía el slogan “Mendigar Nunca Más”: un objetivo claro, una utopía que aún no alcanzamos, pero que es el norte de esta experiencia.

Desde esa primera reunión hasta la salida de la revista Barriletes N° 0 un sábado 11 de Agosto de 2001, se lograron obtener los primeros aportantes y genuinos voluntarios para costear la primera tirada. Así nació la primera revista que salió a la calle bajo el brazo de jóvenes y familias de Paraná que la ofrecían para obtener un sustento inmediato y necesario para la olla familiar. Al mes siguiente hubo que duplicar la cantidad debido al éxito de la propuesta y la gran participación de la comunidad de Paraná quienes con su compra ayudaban a muchos hogares en situaciones difíciles. No tuvo que ver con un fenómeno editorial o comercial, sino que evidentemente existía una enorme cantidad de gente con ganas de ayudar y de hacer algo por el otro cuyas necesidades mínimas no estaban cubiertas, los desclasados, los desocupados, los sin nada, los nada, los sin lugar. De pronto un grupo de familias en esta situación comenzó a encontrar en Barriletes una posibilidad de salida.

Paraná inmediatamente adoptó a Barriletes como propia, siempre hubo buenas ventas y ricas devoluciones por parte de lectores y vecinos. Los demás medios de comunicación apoyaron la propuesta.

Cómo entendemos la comunicación

Revista Barriletes es un medio de comunicación que se esfuerza por ser definidamente comunitario, participativo y democrático. El equipo de comunicadores y comunicadoras desarrollamos nuestro trabajo con pasión y compromiso militante, seleccionamos los temas, desgranamos nuestras opiniones, abrimos el pensamiento y las páginas a quienes creemos que tienen cosas trascendentes para enseñar y compartir. La coincidencia absoluta con nuestra propia opinión no fue nunca el requisito de selección de contenidos. Creemos en la capacidad del otro, creemos en el peso de nuestra mirada pero también en la fuerza argumentativa de quien no comulga con nuestra idea. Así muchos de quienes hemos sido columnas vertebrales de esta revista, sentimos cierta ajenidad con la palabra “periodista” o con la profesión a quien bautizan aquellas diez letras. Raro. Esto es así a pesar de aceptar el desafío de marcar una línea editorial a tono con nuestras convicciones y con nuestras prácticas. Tal vez nos identifica más la palabra “comunicador o comunicadora”, que tiene una musicalidad de cercanía, de susurro y escucha, de roles dinámicos: te digo, contame, te pregunto, enseñame. Una palabra, un concepto que nos permite corrernos del centro de la escena, alejarnos un poco de la luz para poder ver mejor, ver diferente, buscar el ángulo más preciso, la arista más alejada del dogma, pero no de la honestidad.

Vivimos, felizmente, un inédito momento de visibilidad del fenómeno de la comunicación. Un debate conmocionado y emocionante que cruza como sablazos el corazón mismo de la sociedad. ¿Trabajadores o esclavos? ¿Servicio o mercancía? ¿Democracia o monopolio? ¿Objetividad, militancia, conveniencia? ¿Comunicación: un bien o un derecho? Muchas preguntas buscando respuestas. ¿Las habrá?.

Nuestro staff

  • Juan Casis
  • Vero Nardin
  • Jorgelina Londero – Sección Resistencias e Insistencias-
  • Diego “Paco” Vazquez, Rodrigo Barba, Ignacio Grunbaum, Fernando Belletti –humor-
  • Kevin Jones
  • Mario Milocco
  • Betiana Spadillero (Dossier de Revista Telaraña)

Somos Más

Barriletes integra la red denominada REVISTAS POR LA INCLUSIÓN SOCIAL EN ARGENTINA (R.I.S.A.) junto a La Pulseada (La Plata), Panza Verde (Concordia), La Búsqueda (Santa Fe).

Asimismo tiene representación en el Consejo Provincial de Políticas comunicacionales.

Apoyamos la Ley de Fomento para la Producción Autogestiva de Comunicación Social por Medios Gráficos elaborado por la Asociación de Revistas Culturales Independientes de la Argentina (ARECIA), que Barriletes integra.

El proyecto de ley declara “patrimonio cultural argentino” al sector de revistas culturales y tiene como objeto a las “empresas sociales” de comunicación de “producción independiente y autogestiva”, excluyendo a aquellas vinculadas a grupos económicos nacionales o extranjeros, disponiendo beneficios de tipo impositivos, bancarios, promocionales, etc.